Los matrimonios y uniones infantiles, tempranas y forzadas (MUITF) en América Latina y el Caribe continúan siendo una realidad oculta, según un nuevo informe de ocho países preparado en conjunto por la ONG internacional Plan International y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA.  

 Sara Rodríguez, Directora General de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, participó de la presentación del estudio regional denominado «Una realidad oculta para niños y adolescentes: matrimonios y uniones infantiles, tempranas y forzadas en América Latina y el Caribe”.

 La región es la única en el mundo que no ha registrado descensos significativos en los últimos diez años respecto al MUITF. La falta de datos a largo plazo o la completa ausencia de información en algunos países son algunas de las causales para la invisibilidad del fenómeno. Además, la denominación de esta práctica presenta desafíos ya que existen uniones informales además de los matrimonios formales.

 Según la investigación realizada en Bolivia, Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú y República Dominicana, las niñas ingresan al MUITF para escapar del abuso y la violencia en sus casas, de la pobreza o para evitar que sus familias tengan una boca más que alimentar. En el 2017, el 23% de las mujeres de 20 a 24 años ya había estado casada o en unión a los 18 años y el 5% a los 15 años.

 Las normas de género existentes tampoco contribuyen a reducir los MUITF, ya que desde su arraigo en la primera infancia reflejan una jerarquía clara en la que los niños son más valorados y se les dan más libertades. Los propios hombres declararon que usan la violencia y el control con sus esposas adolescentes y que dominan en la toma de decisiones.

 “Si bien ha habido cambios legislativos que han elevado la edad mínima a los 18 años o más, todavía hay leyes que establecen excepciones que pueden permitir el matrimonio antes de los 16 años. La implementación y el cumplimiento siguen siendo débiles”, explicó Debora Cobar, Directora Regional de Plan International Latinoamérica y el Caribe.

 Entre las recomendaciones producto de la investigación, se hace énfasis en el desarrollo y cumplimiento de un marco legal que armonice las leyes pertinentes. “Hay tres áreas donde hay que poner mayor atención: legislación sobre violencia de género, abuso sexual infantil y violencia física, psicológica y sexual contras las niñas; Leyes que mantengan a las niñas matriculadas hasta que terminen la escuela secundaria, independientemente de su embarazo o estado civil y legislación relacionada a consentimiento parental que no deben crear excepciones a las leyes contra MUITF”, resaltó Esteban Caballero, Director Regional de UNFPA para América Latina y el Caribe.

 La educación sexual integral a todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, el apoyo a los sistemas de salud para garantizar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva de calidad adaptado a adolescentes y jóvenes, son otras de las recomendaciones que arroja este estudio.

 El cambio en las costumbres y comportamientos sociales también involucra a las comunidades y sus percepciones de los roles de las niñas en la vida. Los medios de comunicación también tienen responsabilidad y deben comprometerse en el abordaje y la transformación de las normas que contribuyen a los roles de género tradicionales que limitan las oportunidades para las niñas.

“La educación también cumple un rol fundamental para combatir prácticas tan nocivas para las niñas y adolescentes de Latinoamérica.  Muchas de ellas deben abandonar la escuela porque quedan embarazadas y aún los sistemas educativos tienen mucho por hacer para alentar a que las niñas permanezcan en la escuela”, destacó Debora Cobar.

 

“El poner fin a la práctica es una responsabilidad de múltiples actores que deben trabajar en conjunto para que se logre revertir la tendencia de no registrar descenso significativo en las cifras, sobretodo porque es un tema de derechos humanos”, concluyó Estaban Caballero.

 

Acerca de UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas
UNFPA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, es la agencia de las Naciones Unidas especializada en salud y derechos reproductivos. Nuestra misión es lograr un mundo en el que todos los embarazos sean deseados, todos los partos sean seguros y cada persona joven alcance su pleno desarrollo.  

Acerca de Plan International
Fundada hace más de 80 años, Plan International es una organización de desarrollo y humanitaria independiente que promueve los derechos de la niñez y la igualdad para las niñas. Creemos en el poder y potencial de cada niño y de cada niña, pero sabemos que muchas veces la pobreza, la violencia, la exclusión y discriminación los reprime. Y son las niñas quiénes más se ven afectadas.

Trabajando junto a los niños y a las niñas, jóvenes y aliados en más de 75 países, luchamos por un mundo justo que aborde las causas de los desafíos que las niñas y niños vulnerables enfrentan.