Objetivo General

Promover la integración social de jóvenes entre 15 a 17 años de edad que se encuentren en situación de riesgo, para prevenir y protegerlos de la violencia, el delito y las adicciones, garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, así como generar una mejor convivencia familiar y comunitaria.

Entre sus objetivos prevenir comportamientos que denoten riesgo y proteger a las y los jóvenes de las zonas de más alta incidencia delictiva y conflictividad de la ciudad. Permite abrir espacios de comunicación, promoción de valores y afecto entre jóvenes procedentes de familias desintegradas, que fortalezcan sus vínculos familiares y comunitarios.

Ofrece a las y los jóvenes alternativas de educación, capacitación para el trabajo, cultura, deporte, recreación, servicios institucionales y prácticos comunitarios, para que mejoren su calidad de vida y puedan integrarse con dignidad y respeto a sus familias y a la comunidad, en el ejercicio pleno de sus derechos.  Establece un sistema de acompañamiento que permite dar seguimiento a las actividades de las y los jóvenes, detectar sus necesidades y buscar alternativas de solución a sus problemas

Metodología

La modificación de conducta tiene como objetivo minimizar o cambiar conductas “desadaptadas” o rebeldes. Cada vez es más frecuente que nos encontremos con adolescentes que desobedecen, mienten, insultan, que se muestran agresivos y retadores, etc… Estos comportamientos, son claros síntomas de que existe un problema de conducta. Se aplica en los campos individual, grupal y familiar, con un abordaje interdisciplinario desde las ocho áreas:

  • Psicológica

  • Social

  • Formación académica

  • Bienestar espiritual (lúdico, espiritual y recreativo)

  • Atención en salud

  • Habilidades para la vida

  • Talleres para padres

  • Inserción escolar y laboral y post-seguimiento.